LA MAGIA DE LOS COLORES. II. GAMA DE GRISES

La gama de los grises en el pasado eran considerados colores muy atrevidos para la decoración de una casa. Sólo se usaban con mucha precaución o simplemente no se usaban. Pues bien, las tendencias cambian, las personas cambian, y actualmente estos colores están en la élite del interiorismo. Es la gama del lujo y de la elegancia

PLATA – NÁCAR – PERLA – ACERO – MÁRMOL – ZINC

Grises combinados con matices beis proporcionados por mil y un complemento de decoración rezumarán calidez.

Los grises claros brillan y relucen, combinados con cristal, espejos, metacrilato, acero o plata es una combinación neutral pero a la vez cargada de glamour. El brillo de la plata, nácar o espejos reflejarán e intensificarán la  luminosidad. Y por lo tanto, estaremos incrementándola.

He aquí un TIP a tener en cuenta para no correr el riesgo de transmitir frialdad: El gris perla en paredes, es un clásico inglés, muy acertado pero debe ser mezclado con un poco de beis para un efecto más cálido y armónico. Si lo hacéis vosotros mismos, haced la prueba en una pared con y sin beis: uno se verá más apagado y frío, el otro más cálido y profundo.

La calidez para esta gama, se consigue con la superposición de colores, así que siempre debemos contar con un suelo de base pálido, y para ello podemos optar por la madera, tarima, suelos de piedra caliza de color hueso, o bien, una solución para un suelo oscuro, es una gran alfombra de lana natural.

Sedas transparentes con adornos plateados o cuentas de cristal pueden ser la guinda de la mezcla elegida de grises. Estos brillos sobre grises dan sensaciones espectaculares. Los grises deben ser reforzados con reflejos y brillos siempre para conseguir su explendor.

Los grises más cálidos, quedan muy bien con los colores terrosos cálidos y con toda la gama de marrones. Esta es una elección muy acertada para dormitorios ya que les da un aspecto sofisticado y elegante pero también atractivo y acogedor. Sus complementos estrella son la piel falsa, la cachemira, la seda, el ante…etc.  

Las combinaciones de los grises medios, que son más fuertes, combinados con cuero negro y acero inoxidable dan lugar a una moderna y varonil habitación.

El gris es un auténtico neutro, de modo que con él casi todo combina y las elecciones  son interminables.

DIVERSIÓN con el gris. Para los más atrevidos y que crean que el gris es aburrido, les sugerimos una combinación explosiva con mucho carácter: Combinaciones de grises con verde ácido o amarillo. El efecto es increíble, además  de aportar luminosidad, denotará valentía, carácter, alegría… etc.

Y por último, los tonos de grises oscuros en paredes pueden darle a la habitación un aire muy masculino. Es más aconsejable utilizar esta gama en objetos o mobiliario que conseguirán mantener el glamur y no reducir la luz. Por ejemplo, los muebles de cuero, un sofá de piel, o complementos con la gama más oscura de grises como un gigante mural en la pared de un gris más claro.

COMBINACIÓN DE GRISES REALZADOS POR UN COLOR INVITADO

Para evitar la frialdad que puede transmitir esta gama, invitamos a la sala a un color cálido y fuerte que contraste e ilumine. Esto será como ponerle la guinda al pastel.

NARANJAS – TURQUESAS – VERDES – AMARILLOS – ROJOS – FUCSIAS