LA MAGIA DE LOS COLORES. I. BLANCOS ROTOS

Las sensaciones y emociones que nos puede transmitir una buena decoración son infinitas. Hablemos de como el mundo visual puede desbordar nuestros sentidos y sentimientos con los colores, la luz, las texturas.

La luz y los colores pueden crear infinitos ambientes caracterizados por nuestro gusto o por los gusto de las personas que vayan a vivir en la vivienda. Porque no todo está inventado, no todo está aún creado…

Los blancos armonizan perfectamente unidos y transmiten pureza y serenidad. Sorprendentemente, puedes conseguir resultados contrarios: Tanto interiores cálidos y acogedores como ambientes frescos y espaciosos. Utilizar un color blanco distinto al puro puede crear espacios muy agradables.

Realzar estos colores con reflejos de objetos de nácar o espejos. Y como guinda final complementa con un poco de negro o con bambú, mimbre…etc. Si el suelo es oscuro, las alfombras son maravillosas soluciones para suavizar la vista si los suelos son oscuros.

Estos colores por sí mismos aportan luminosidad y realzan la luz tanto natural como artificial. Es la mejor combinación para estancias pequeñas o habitaciones interiores o sin  mucha luz. Aunque hay que tener en cuenta que un exceso de blanco puro puede transmitir frialdad. Se debe jugar estrategicamente con detalles, complementos y texturas de otros colores que le den carácter y personalidad al blanco.

La combinación de blancos con verdes o blancos con azules son un gran acierto (inspiración en la naturaleza o el mar). Aumentarán la energía y la luminosidad de los blancos. También podemos realzar los blancos con color café y canela, cafe y chocolate…etc. Todos los blancos pueden usarse con colores tierra y crearán un estupendo efecto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.